Centro médico-estético, salud capilar y estética avanzada

678 59 07 05 / 964 83 09 30 / 662 04 04 64

alexandragerman@hotmail.com

a

MICROBLADING

El Microblading es una  écnica de maquillaje semi-permanente de cejas que se lleva a cabo mediante el trazado pelo a pelo. Ello nos permite modificar tanto la forma como el color de las cejas. Los antiguos tatuajes han quedado atrás, el Microblading es el tratamiento estético que recrea el pelo de la forma más natural. El resultado es increíble y está indicado también para aquellas personas que quieran aumentar la densidad de las mismas.

¿Cómo se efectúa esta técnica?

No es nada más que la última versión del maquillaje semi-permanente. Consiste en la pigmentación de la epidermis a través de un trazado que se realiza con micro agujas que diseñan pelo a pelo las cejas, dándoles forma, color y espesor.
Los profesionales que realizan esta técnica eligen el pigmento adecuado en base y en armonía al tono de piel y pelo la persona, y la tinta se va depositando en las capas más superficiales de la piel. Es una técnica parecida a la del tatuaje, en el Microblanding la tinta no penetra a la misma profundidad en que lo haría si fuera un tatuaje, sino que es más superficial, y por ese motivo acaba desapareciendo con el tiempo. No es un tatuaje al uso, por eso hablamos de maquillaje semi-permanente. Su duración dependerá de varios factores, entre ellos, del tipo de piel de la persona. Normalmente, el proceso se tiene que repetir al cabo de entre 10 meses y 2 años para que la ceja vuelva a recuperar intensidad, pero desde le momento en el que se utilizan micro agujas, el resultado del trabajo es mucho más limpio y preciso. EL Microblanding además nos da la posibilidad de recrear el efecto sombra del pelo para que la ceja parezca mucho más natural y tridimensional.

¿Por qué escoger esta técnica?

Una ceja definida y cuidada es mucho más bonita, muchas veces, por causas diversas, nos encontramos con el efecto de la ceja despoblada y nos vemos obligadas a maquillarlas a diario para rellenar esos huecos visiblemente anti-estéticos, con el fin de conseguir un aspecto más homogéneo. Con el Microblandig nos olvidaremos de todo. Es ideal si quieres tener las cejas espesas y perfectamente dibujadas con una mejor definición de la forma y conseguir que visualmente tengan mayor volumen.
En ambos casos, antes de proceder, se de cide la forma deseada efectuando un dibujo en la propia ceja, de esta forma es posible visualizar “por adelantado” el resultado final y valorar posibles cambios.​

Aspectos a tener en cuenta antes de someterse al Microblading:

La preparación de la piel es muy importante. Debe estar sana, es decir, no debe encontrarse en un proceso de regeneración ni debe estar dañada. Si existe eczema, dermatitis seborreica, acné o cualquier tipo de daño en la zona a tratar, desde siete días antes al tratamiento, la clienta deberá aplicarse una crema específica que podrá adquirir en el centro, y que eliminará estos problemas.
El Microblading puede causar un leve dolor, que desaparecerá a medida que el procedimiento avance gracias al anestésico local en forma de crema. De todas formas, cada persona tiene una resistencia al dolor y sensibilidad muy diferente. Si eres mujer, no te recomiendan someterte al tratamiento durante los días de menstruación. Es mucho mejor aplazar la sesión para otra fecha en la que se tenga más energía. De este modo, el nivel de sensibilidad disminuirá considerablemente.
Los tratamientos abrasivos como las exfoliaciones, peelings químicos con ácidos de frutas, tratamientos con láser y similares deben evitarse desde un mes antes del tratamiento. Tampoco debemos someternos a tratamientos como el de bótox, ni de rellenos, el mes previo. El pigmento se aplica manualmente en la capa superficial de la dermis, y este se selecciona de acuerdo al color natural de las cejas y del cabello. Después de la cicatrización, el pigmento bajará su intensidad, cobrando una tonalidad m á s natural. Los trazos siempre se dibujan en la dirección del crecimiento natural del cabello para lograr una apariencia de ceja hiperrealista.

¿Por qué decimos no, a un tatuaje permanente en la zona de cejas?

Primero, porque el tipo de piel de esta zona genera una cicatrización muy gruesa cuando el tatuaje es profundo. No sería lógico ni estético generar cicatrices con volumen en las cejas. Sin embargo, el Microblading, al ser una técnica superficial, no deja cicatrices con relieves. Siempre buscamos embellecer la piel al tiempo que protegerla.
Segundo, porque con el envejecimiento aparece la flacidez de la piel y musculatura. En la juventud se tiene la musculatura en su lugar óptimo. Pero, ¿ qué sucedería si alguien se somete a un proceso de Microblading a los 30 años? Que cuando cumpliera 60, ese tatuaje habría descendido y ya no quedaría estético. Así que es mejor ir repasando el Microblading las veces que haga falta, pero dibujarlo siempre en el lugar que le corresponde.